Aplicable a partir del 25 de mayo de 2018, el nuevo Reglamento General de Protección de Datos (RGPD) incidirá directamente en las empresas que tratan datos de clientes europeos. Infomaniak, cuya clientela europea en constante aumento constituye el 40 % de su cifra de negocio, incorporará esta nueva realidad desde que entre en aplicación.

Al servicio de mercados y organizaciones muy reglamentados, Infomaniak vela rigurosamente por la incorporación del RGPD. Su implantación en el corazón de Europa y sus servicios de gama alta lo convierten en socio privilegiado de grandes medios de comunicación y marcas como RTBF, instituciones internacionales e industrias destacadas. A la hora del cambio, Infomaniak aporta su compromiso por la seguridad y su competencia a los clientes que desean que la conformidad con el RGPD sea un éxito.

¿Qué es el RGPD?

El Reglamento General de Protección de Datos constituye el progreso más significativo en materia de protección de la vida privada desde hace veinte años en Europa. Abarca la actividad de tratamiento de datos personales de cualquier empresa que ofrezca servicios a clientes establecidos en la Unión Europea. El RGPD tiene mucho alcance y entra en juego cuando se tratan datos de personas físicas como identidad, señas, direcciones de correo electrónico, fotos o direcciones IP, identificadores únicos o localizaciones, entre otros ejemplos.

Una evolución positiva para la protección de datos personales

La entrada en aplicación del RGPD causa agitación en las empresas, ya que revoluciona el enfoque de la gestión de datos personales. Este reglamento señala una voluntad política de sensibilizar al público ante los retos del control de los datos digitales y fomenta un cambio de cultura. A través de estas nuevas disposiciones legales, la Unión Europea quiere devolver a los individuos el control de sus datos privados estableciendo un rumbo a seguir para las empresas.

Un gran paso hacia el respeto de la vida privada.

Infomaniak tiene como preocupación central la seguridad y el respeto de la vida privada, por lo que acoge este cambio con entusiasmo:

“El nuevo reglamento europeo cambia las cosas de forma precisa” declara Marc Oehler,director de operaciones de Infomaniak. “Nos alegramos ante todo de los beneficios concretos para los usuarios, pero también de la toma de conciencia que provocará en las empresas que tratan datos personales”.

Cambios inéditos

El RGPD amplía el control de los individuos sobre sus datos personales al introducir nuevos derechos. A partir del 25 de mayo próximo, los datos de los ciudadanos europeos solo se podrán recoger y tratar con su consentimiento explícito. Todos podrán no solo consultar todos sus datos, sino también solicitar una copia de ellos y su eliminación.

Las empresas, plenamente concienciadas, deberán así documentar con precisión sus procesos de tratamiento de datos, y deberán ser capaces de justificar la recogida de datos personales.

Otra evolución bienvenida: el principio de “protección de datos desde el diseño”, en inglés “privacy by design”. Todo organismo que trate datos personales estará obligado a incorporar de forma anticipada la protección y la seguridad de los datos, desde las primeras fases de elaboración de las soluciones de recogida y tratamiento de datos.

Infomaniak incorpora rigurosamente el RGPD

Infomaniak es un proveedor de alojamiento suizo, en el centro de Europa, que evoluciona hacia una reglamentación particularmente rica y estricta. La seguridad es una prioridad fundamental, y representa un compromiso que va más allá del marco legal. Además de este reglamento, Infomaniak se encuentra en la última fase de su proceso de certificación ISO 27001, iniciativa emprendida hace años. Esta norma establece las mayores exigencias en materia de gestión de la seguridad de la información.

Dentro de una perspectiva amplia, el RGPD coincide con la voluntad de Infomaniak de situar a los usuarios y a la seguridad en el centro de los procesos. Así pues, Infomaniak adopta todas las disposiciones necesarias para garantizar a sus clientes la plena conformidad con el RGPD en cuanto entre en aplicación.